Tocopilla ya es parte de la Unión de Comunas de Zonas de Sacrificio

DSC_0287

Con la presencia de representantes de las comunas de Huasco, Puchuncaví, Quintero, Coronel, y Tocopilla, se realizó el jueves y viernes pasado un encuentro llamado ‘Cónclave de Impacto Medioambiental y Desarrollo Comunal’, realizado en Puchuncaví, V Región, en el que zonas que son víctimas de los impactos de la industria generadora termoeléctrica acordaron importantes acciones, formando la Unión de Comunas de Zonas de Sacrificio.

Tras diversas reuniones y debates, sostenidas entre los alcaldes de estas comunas, organizaciones sociales y la ONG Terram, liderada por Flavia Liberona, estos municipios acordaron varias acciones, tendientes a minimizar los impactos de la contaminación sobre la población.

Las Zonas de Sacrificio son todos los territorios de asentamiento humano devastados ambientalmente por causa del desarrollo industrial. Esta devastación tiene implicancias directas en el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de las personas: derecho a la vida, a la salud, a la educación, al trabajo, ente otros. En estos territorios el daño ambiental ha significado vulnerabilidad y empobrecimientos de las comunidades.

“Hoy ya no estamos solos. Junto a otras comunas con los mismos problemas de contaminación que Tocopilla nos hemos unido para hacer fuerza común. No seguiremos tolerando la contaminación y la falta de recursos. Llegó la hora de hacer justicia”, expresó el alcalde Fernando San Román, quien viajó junto al encargado de la Unidad de Medio Ambiente, Domingo Olivares, hasta Puchuncaví, cuya bahía con Quintero tiene 17 emplazamientos industriales.

Los acuerdos se organizaron en tres áreas. En el ámbito Medioambiental, se exigió el perfeccionamiento de los instrumentos de gestión ambiental y de los Planes de Prevención y Descontaminación del Estado, la reposición de la norma anual MP10, regulación sobre el arsénico, entre otras acciones relacionadas con pesca y minería. Además, se exigió no instalar nuevos proyectos productivos en comunas que ya son zonas de sacrificio y genera mecanismos de recuperación de sectores contaminados.

En el ámbito Salud, se exigieron diagnósticos comunales, monitores permanentes a las personas de estos lugares, servicios de salud adecuados para la situación sanitaria de estas zonas, entre otros.

En el ámbito Desarrollo Territorial, se exigió que la tributación de las empresas debe ser en la comuna sacrificada, la regulación del pago de patentes municipales, generar un impuesto territorial, y un mecanismo de impuesto verde.

Para avanzar en estas acciones, los participantes acordaron generar una mesa técnico-política y concertar reuniones con la Cámara de Diputados, el Senado y la Presidenta de la República.

 DSC_0069

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *